La Fe.
 

 

 

 

 

                                                                              

 I. LA FE ES ESENCIAL PARA LA SALVACIÓN.

 

 

 A. Juan 3:16,17 El gran deseo de Dios es salvar al hombre pecador. No tiene ningún placer en la condenación del impío, pero para poderle bendecir tiene que creer en Cristo Jesús.

 

 

B. Romanos 1:16,17 El evangelio de Cristo es poderoso para salvar al pecador pero únicamente si tiene fe. El sistema que Dios tiene para justificar (declarar inocente) al injusto empieza y termina con la fe. Sin ella no se recibe ninguna bendición de Dios.

 

 

C. Gálatas 3:26 Sin la fe nadie puede ser hijo de Dios.

 

 

D. Efesios 2:8,9 La fe es el medio principal por el cual la gracia de Dios llega al corazón humano. El don de Dios tiene que ser aceptado y la fe es la manera de aceptar la gracia de Dios.

 

 

 II. LA FE TIENE QUE SER BASADA EN LA PALABRA DE DIOS.

 

 

 A. Romanos 10:14 y 17 Muchas personas tienen fe que Dios les va a bendecir y salvar eternamente, pero la basan sencillamente en sus propias ideas, no en promesas ni enseñanzas bíblicas. La fe verdadera, la que Dios reconoce y bendice, se basa en la Biblia. Es la confianza en las promesas de Dios y la obediencia a los mandamientos de Dios.

 

B. Hechos 4:4; 15:7; y Hechos 17:11,12 En todos los casos de conversión en Hechos se nota claramente que llegaron a creer por haber escuchado el mensaje de Dios. Si usted quiere tener fe, tiene que ser por este medio, La Palabra de Dios directamente.  La fe viene por el oír, y el oír por La Palabra de Dios, La biblia.  Romanos 10 – 17.

 

C. Juan 20:30,31 Ya no necesita ver milagros para creer. Los que están escritos en la Biblia bastan para tener fe en Jesús y por ella alcanzar la vida en Él. ([Sin embargo, aún vemos milagros, y los seguiremos viendo hasta Su venida.]) ¿Qué más podemos desear?

 

III. ¿EN QUE DEBEMOS TENER FE?

 

 

 A. I Corintios 2:2-5 En el poder de Dios. Él nos salva.

 

B. Hebreos 11:6 En la bondad de Dios. Cumple sus promesas siempre.

 

C. Romanos 3:24,25 En la sangre de Cristo. Ella limpia el alma. Miles de buenas obras no lo pueden hacer. Ella es la base de nuestra redención en Cristo jesus.

 

D. Marcos 16:15,16 En el evangelio: las buenas nuevas de Jesucristo, Su muerte, sepultura y resurrección para nuestra salvación (I Corintios 15:1-4).

 

E. Juan 12:44-50 En la Palabra de Dios y así en Cristo Mismo. No debemos creer en ninguna palabra de hombres [que basan su enseñanza fuera de la sagradas escrituras que es la autentica palabra de Dios. No debemos basar nuestra fe en alguna religion, o denominacion.  sino en Cristo jesus señor nuestro.

 

F. II Tesalonicenses 2:11,12 En la verdad. Si nosotros no creemos en la verdad revelada en la Biblia sino que exigimos otras evidencias o pruebas para confiar en Cristo, nos estamos exponiendo al peligro del engaño y de creer la mentira.

 

G. I Juan 4:1,6 En el mensaje de todo predicador SIEMPRE Y CUANDO esté de acuerdo con las enseñanzas de los apóstoles de Cristo Jesús. De otra manera, tal predicador o profeta es mensajero falso y tiene el espíritu de error.

 

 

IV. NUESTRA FE TIENE QUE SER UNA FE VIVA.

 

A. Santiago 2:14-26 La fe que no obedece es una fe MUERTA que NO sirve para alcanzar la salvación. La fe BÍBLICA NO es sencillamente aceptar o afirmar ciertas verdades; es aplicarla a tu vida y OBEDECER estas verdades de corazón. La fe es la CONFIANZA en las promesas de Dios y la OBEDIENCIA a los estatutos de Dios.

 

B. 1a. Corintios 13:2 y Gálatas 5:6 Es la fe que OBRA por AMOR que tiene valor para Dios.

 

C. Hebreos 11:4, 7-9,27-34 Todos los hombres de fe la demostraron por medio de sus obras. Mientras su fe no vaya más allá de decir: “Acepto a Cristo como mi único Salvador y señor de mi vida. esto le ayudara para la salvación del alma. La fe tiene que manifestarse en el sincero arrepentimiento, la confesión de tus pecados y el bautismo  (Mateo 28:18-19) para que sea salvo por medio de la fe. AVIVA, tu fe.

 

 

CONCLUSIÓN:

 

 

  1. ¿Tiene usted fe?
  2. ¿En qué basa su fe?
  3. ¿En qué tiene fe?
  4. ¿Qué clase de fe tiene usted? ¿Viva o muerta?

 

 

 

La Fe.
 

 

 

 

 

                                                                              

 I. LA FE ES ESENCIAL PARA LA SALVACIÓN.

 

 

 A. Juan 3:16,17 El gran deseo de Dios es salvar al hombre pecador. No tiene ningún placer en la condenación del impío, pero para poderle bendecir tiene que creer en Cristo Jesús.

 

 

B. Romanos 1:16,17 El evangelio de Cristo es poderoso para salvar al pecador pero únicamente si tiene fe. El sistema que Dios tiene para justificar (declarar inocente) al injusto empieza y termina con la fe. Sin ella no se recibe ninguna bendición de Dios.

 

 

C. Gálatas 3:26 Sin la fe nadie puede ser hijo de Dios.

 

 

D. Efesios 2:8,9 La fe es el medio principal por el cual la gracia de Dios llega al corazón humano. El don de Dios tiene que ser aceptado y la fe es la manera de aceptar la gracia de Dios.

 

 

 II. LA FE TIENE QUE SER BASADA EN LA PALABRA DE DIOS.

 

 

 A. Romanos 10:14 y 17 Muchas personas tienen fe que Dios les va a bendecir y salvar eternamente, pero la basan sencillamente en sus propias ideas, no en promesas ni enseñanzas bíblicas. La fe verdadera, la que Dios reconoce y bendice, se basa en la Biblia. Es la confianza en las promesas de Dios y la obediencia a los mandamientos de Dios.

 

B. Hechos 4:4; 15:7; y Hechos 17:11,12 En todos los casos de conversión en Hechos se nota claramente que llegaron a creer por haber escuchado el mensaje de Dios. Si usted quiere tener fe, tiene que ser por este medio, La Palabra de Dios directamente.  La fe viene por el oír, y el oír por La Palabra de Dios, La biblia.  Romanos 10 – 17.

 

C. Juan 20:30,31 Ya no necesita ver milagros para creer. Los que están escritos en la Biblia bastan para tener fe en Jesús y por ella alcanzar la vida en Él. ([Sin embargo, aún vemos milagros, y los seguiremos viendo hasta Su venida.]) ¿Qué más podemos desear?

 

III. ¿EN QUE DEBEMOS TENER FE?

 

 

 A. I Corintios 2:2-5 En el poder de Dios. Él nos salva.

 

B. Hebreos 11:6 En la bondad de Dios. Cumple sus promesas siempre.

 

C. Romanos 3:24,25 En la sangre de Cristo. Ella limpia el alma. Miles de buenas obras no lo pueden hacer. Ella es la base de nuestra redención en Cristo jesus.

 

D. Marcos 16:15,16 En el evangelio: las buenas nuevas de Jesucristo, Su muerte, sepultura y resurrección para nuestra salvación (I Corintios 15:1-4).

 

E. Juan 12:44-50 En la Palabra de Dios y así en Cristo Mismo. No debemos creer en ninguna palabra de hombres [que basan su enseñanza fuera de la sagradas escrituras que es la autentica palabra de Dios. No debemos basar nuestra fe en alguna religion, o denominacion.  sino en Cristo jesus señor nuestro.

 

F. II Tesalonicenses 2:11,12 En la verdad. Si nosotros no creemos en la verdad revelada en la Biblia sino que exigimos otras evidencias o pruebas para confiar en Cristo, nos estamos exponiendo al peligro del engaño y de creer la mentira.

 

G. I Juan 4:1,6 En el mensaje de todo predicador SIEMPRE Y CUANDO esté de acuerdo con las enseñanzas de los apóstoles de Cristo Jesús. De otra manera, tal predicador o profeta es mensajero falso y tiene el espíritu de error.

 

 

IV. NUESTRA FE TIENE QUE SER UNA FE VIVA.

 

A. Santiago 2:14-26 La fe que no obedece es una fe MUERTA que NO sirve para alcanzar la salvación. La fe BÍBLICA NO es sencillamente aceptar o afirmar ciertas verdades; es aplicarla a tu vida y OBEDECER estas verdades de corazón. La fe es la CONFIANZA en las promesas de Dios y la OBEDIENCIA a los estatutos de Dios.

 

B. 1a. Corintios 13:2 y Gálatas 5:6 Es la fe que OBRA por AMOR que tiene valor para Dios.

 

C. Hebreos 11:4, 7-9,27-34 Todos los hombres de fe la demostraron por medio de sus obras. Mientras su fe no vaya más allá de decir: “Acepto a Cristo como mi único Salvador y señor de mi vida. esto le ayudara para la salvación del alma. La fe tiene que manifestarse en el sincero arrepentimiento, la confesión de tus pecados y el bautismo  (Mateo 28:18-19) para que sea salvo por medio de la fe. AVIVA, tu fe.

 

 

CONCLUSIÓN:

 

 

  1. ¿Tiene usted fe?
  2. ¿En qué basa su fe?
  3. ¿En qué tiene fe?
  4. ¿Qué clase de fe tiene usted? ¿Viva o muerta?